¿Padeces enfermedades Godínez?

heart-1698840_640

Debido a los fuertes bostezos y las constantes quejas con las que me topo laboralmente, me di a la tarea de saber de dónde y cómo es que nos enfermamos en el ambiente Godín y, mejor aún, cómo remediarlo y hasta prevenirlo.

heart-1698840_640.jpg

Entrevistando al doctor Sergio Hernández Gutiérrez, director y fundador del Centro de Nutrición y Medicina Funcional (CNMF) en México, las causas principales de las enfermedades Godínez son:

  • Mala higiene del sueño (20% de las personas tiene alteraciones del sueño y ¡solo 1 de cada 10 lo atiende!)
  • Sedentarismo (que el doctor define como la “falta de actividad física moderada durante 30 minutos 3 veces a la semana”)
  • Del 55%, estrés laboral elevado en el 95% de los casos y pésimos hábitos alimenticios en 8 de cada 10 pacientes.

Las repercusiones de estas enfermedades Godínez son: baja energía durante el día, baja productividad laboral, mala atención y alteraciones en procesos cognitivos (como pensar en ideas y generar creatividad), mayor número de enfermedades por la baja de defensas (sistema inmunológico) y, como consecuencia de todo, un alto índice de ausentismo en el trabajo. Esto genera un círculo vicioso donde el empleado ya no sabe ni cómo salir ni cómo se originó.

Aquí es donde la Medicina Funcional entra en acción y se enfoca en la raíz de los problemas y en desterrar los malos hábitos que originan estos y no solo atiende con medicamentos las enfermedades que se generan. Este enfoque se da analizando al paciente desde 7 sistemas fundamentales: gastrointestinal, inmunológico, energético, detoxificador, comunicación (hormonas), transporte y, desde luego, el enfoque emocional-mental-espiritual.

¿Cómo darnos cuenta si nosotros o nuestros colaboradores padecen estas alteraciones? Poner atención en el nivel de fatiga que se padece a lo largo del día; la pérdida de la memoria; la falta de concentración; problemas gastrointestinales como inflamación, gases, acidez, diarreas, gastritis. Si esto es recurrente y notorio, ¡hay que atenderlo a la brevedad para que no afecten los objetivos empresariales!

¿Cómo podemos aplicar esta nueva técnica en nuestras empresas para solucionar esto? El Dr. Sergio recomienda:

  1. Poner en práctica un programa de comida saludable.
  2. Implementar una política de flexibilidad de horarios en entradas y salidas laborales, incluyendo el home-office.
  3. Estructurar programas de ejercicio dentro de las empresas (adecuar un pequeño gimnasio o hacer alianzas con alguno).

Si quieres dejar de tratar paliativamente las enfermedades Godínez y desterrarlas de raíz, implementando un enfoque preventivo, puedes dirigirte con el doctor Sergio al teléfono (55) 6269-6664 o en el sitio http://nutricionymedicinafuncional.mx/ ¡No esperes más y atiéndete para ser productivo!

El autor es director general de Tok Relaciones Públicas

Cuida los centavos, porque los pesos se cuidan solos

Una inversión en conocimiento paga el mejor interés

El 8 de febrero de 2012, el entonces presidente de México Felipe Calderón Hinojosa declaró la educación media superior, también conocida como bachillerato o preparatoria, como obligatoria para todos los ciudadanos del país. Las preguntas importantes en este momento son…¿de qué nos sirve cómo empresarios esto? y ¿qué tanto hacemos para fomentarlo?

Simple y sencillamente, el hecho de que como empresarios fomentemos la contratación de gente más preparada académicamente se refleja en el tipo de servicio o productos que podemos proveer a nuestros clientes.

Definitivamente, no es la misma forma de pensar, hablar y actuar el de una persona que tiene un nivel educativo bajo comparada con el de uno alto. Esto de hecho es un tema delicado porque día a día vemos que la preparación académica, por fácil o básica que pueda parecer, es extremadamente necesaria para proveer una actitud de servicio, independientemente del giro en el que este servicio se brinde.

Ahora bien, sé que te estarás cuestionando: “bueno, tengo yo algunas personas que ya tienen tiempo trabajando conmigo y me están funcionando…¿cómo qué cambiaría el hecho de que aumenten su preparación o certificación académica?” La respuesta es: ¡MUCHO! Tan sólo piscológica y emocionalmente esto repercute directamente en la manera como ellos se perciben a sí mismos y, por lo mismo, afecta muy positivamente la manera como su servicio refleja la marca que tú lideras. ¡Son ellos el reflejo de tu marca! ¿Acaso te gustaría que reflejaran una educación pobre o elemental, sin ser la necesaria para la empresa que tienes a tu cargo? ¡Estoy seguro que no!

Contestando la segunda pregunta del principio de esta lectura, puedo decirte que la mayoría de las empresas no hace mucho, sino es que nada. ¿Es válido? Sí, y lo va a ser hasta el año 2022 (en solo 6 años) cuando se cumpla el plazo en el que TODOS los mexicanos con edad de terminar la prepa o bachillerato TENGAN que hacerlo y ahí sí puede ser que aquél que “te ha estado funcionando”, deje de hacerlo y pongas manos a la obra.

La conclusión de lo anterior es que empieces a echar un vistazo a aquellos colaboradores que necesitan subir la barra en cuestión educativa certificándose en la educación básica que hoy dicta nuestro gobierno. ¡No te esperes a que ellos lo soliciten y plantéales opciones para apoyarlos, haciendo que ellos, en conjunto con tu marca, crezcan! Estoy seguro que lo sabrán valorar y aprovechar. ¡Mucho éxito!

En @tokrp podemos recomendarte instituciones que ofrecen estas certificaciones básicas. ¡Pregúntanos!

El autor es director general de Tok Relaciones Públicas

Cómo debes prepararte para tu primera expo

Foto EE: Natalia Gaia

Las ferias y exposiciones son un excelente canal para que las empresas lleguen a nuevos clientes, incrementen sus ventas o posicionen sus marcas. La posibilidad de cerrar una transacción es de 50% respecto a otros medios. Incluso, participar permite conocer más sobre la competencia y la industria en la que se juega. Para los emprendedores y las pequeñas y medianas empresa que quieren dar a conocer su producto o servicio es una buena oportunidad para lograrlo, porque a pesar de la inversión que ello represente, hay instituciones de los gobiernos federal y estatal y cámaras empresariales que otorgan subsidios para participar.

Pero también hay riesgos. Una mala elección del evento, una logística y preparación deficiente, y la selección incorrecta de las personas que están en el stand dan como resultado pérdidas económicas, malas experiencias tanto para la empresa como para los potenciales clientes a quienes, en el mejor de los casos y bajo esas circunstancias, sólo causará indiferencia y olvido.

Previo al evento

Wendy Hesketh, presidenta de Tradex Exposiciones, comenta que las exposiciones son “una forma eficiente de conseguir clientes y conocer una industria” pero se debe estudiar el mercado, saber qué busca el visitante y si la pyme es capaz de proporcionárselo. Yolanda Taracena Sanz, directora ejecutiva de Eventos y Servicios al Empresario de ProMéxico, asegura que estos eventos incrementan en 50% la probabilidad de cerrar una venta, siempre que se cuente con un producto apto para el tipo de cliente que asiste a ellos.

“El emprendedor o la pyme (pequeña o mediana empresa) que decide participar en una feria o exhibición debe tomar en cuenta el costo que ello va a significar y qué se le ofrece a cambio”, subraya por su parte Mario Morales, jefe de la división de Pymes y Emprendedores de Consolidación Empresarial, consultoría responsable de la Feria Internacional de Franquicias y Expo Promocionales, entre otros eventos.

Y una herramienta para saberlo es el brief o memoria del evento, que deben entregar los organizadores, el cual debe contener información sobre qué están haciendo para dar a conocer el evento, número estimado de visitantes, la ubicación que tendrá el stand y si las ediciones anteriores de la exposición tuvieron éxito. Esto permitirá ponderar el costo-beneficio de la participación, que se puede medir por el número de potenciales clientes que dejaron los datos en el stand y el cierre de prenegociaciones ahí mismo.

El stand es el siguiente aspecto a considerar. Ya sea comprado al contado o en pagos, incluso rentado, es un gasto que puede ser hasta 90% subsidiado por organismos promotores del emprendimiento y de las pymes, como ProMéxico, empresas tractoras -con decenas de proveedores- o cámaras empresariales.

Mario Morales recuerda que muchas exposiciones ya cuentan con pabellón para pymes y el visitante inversionista cada vez más acude a estos en busca de oportunidades de negocio que no tendrá con las grandes empresas. Son esos espacios los que debe aprovechar el emprendedor para ubicar su stand.
Jonnathan Salinas, director Comercial de Renta tu Stand considera que la esquina para atacar dos pasillos es la mejor ubicación, aunque para Wendy Hesketh , de Tradex Exposiciones, lo mejor está en el centro “así evitamos estar en la entrada, cuando todos quieren ver las demás opciones o la salida, cuando ya se cansaron que recorrer la exposición”.

El directivo de Renta tu Stand sugiere además invertir 15,000 pesos en un punto de contacto de nueve metros cuadrados, que pueda expandirse hacia arriba hasta cinco metros. “Para una pequeña empresa este stand va perfecto, ya que además incluye el piso, las mamparas (paredes) y los gráficos (fotografías y logotipos)”.

undefined

Evita ser un expositor más

Mario Morales, de Consolidación Empresarial, comparte que cuando se inauguró la primera Expo Sexo, el evento reunió a más de 95,000 personas. Todo un éxito y un suceso. Sin embargo, hubo un expositor que reclamó porque no tuvo la rentabilidad que esperaba.

“Recuerdo la frase del organizador de la expo: ‘yo te puse 95,000 visitantes y tú me dices que no llenó tus expectativas, discúlpame pero o fue cómo presentaste tu stand, cómo lo atendieron o cuáles fueron las ganas que le echaste para que destacara sobre 200 expositores”.

Por ello, el consultor sostiene que es obligado para los expositores hacer un análisis de marketing previo al evento y, a la par que los organizadores, difundir la participación e informar a los posibles inversionistas sobre ella.

El decorado del stand es otro elemento en la ecuación. El director comercial de Renta tu Stand propone usar sillas periqueras para el personal y ofrecer dulces y bebidas como café y agua. Mario Morales comenta que el visitante debe tener la experiencia de haber llegado a la oficina, por lo que sugiere utilizar sillones y algunos otros elementos que recreen esa sensación, pero apostando por un diseño y colores llamativos.

Javier Vázquez, director general de Tok Relaciones Públicas va más allá. Propone que en lugar de usar el tradicional material de stand, como mamparas se opte por casas de campaña o una caseta tipo jaula. También usar colores que evoquen a la industria en la que se participa, como el rojo o amarillo para la automotriz, naranja para la de alimentos o verde para la vinculada al medio ambiente.

La tecnología es otro jugador. Las pantallas con videos explicativos son imprescindibles y, la presidenta de Tradex Exposiciones, sugiere también una carpeta o catálogo de productos o servicios en lugar de los clásicos volantes o folletos. El jefe de Tok propone además usar códigos QR para ofrecer más información al visitante. También usar tabletas para capturar la información del visitante y darle a cambio promocionales útiles.

Las actividades son otra parte importante. Para evitar ser parte del montón, los expertos coinciden en que se deben llevar a cabo diversas actividades, como talleres y conferencias en tu propio stand, incluso si éste es muy pequeño, por lo que añade a tu lista de pendientes una docena de sillas para los asistentes.

Esto es importante porque tú provocas la agenda, “en lugar de ir atendiendo uno por uno, pones en un pizarrón el horario de los talleres y así le vas formando la agenda al visitante”, subraya Mario Morales. El objetivo es desarrollar actividades que involucren al visitante. Javier Vázquez propone que si es una exposición sobre alimentos, se invite al asistente a cocinar una pasta en el mismo stand, o a detectar los ingredientes de un preparado.

El consultor de Consolidación Empresarial sostiene que la primera regla en una expo “es no distraigas con nada lo que es la intención de tu negocio. Decidirse por escotes, modelos o edecanes terminan siendo elementos en contra”. Wendy Hesketh considera que “´para atraer la atención no es necesario contratar merolicos y botargas o poner música a todo volumen; hay que recordar que tanto los proveedores como los consumidores buscan un espacio tranquilo y calmado para concretar la mejor oferta”.

Javier Vázquez, de Tok, considera que personal de las áreas de Mercadotecnia, Ventas y de Recursos Humanos deben involucrarse en la atención del stand. Lo cierto es que debe ser personal que tenga toda la información sobre el producto o servicio. Yolanda Taracena indica que el peor error que cometen los empresarios es no estar capacitados para vender sus productos, lo que reduce hasta en 30% la posibilidad de cerrar una venta.

Para evitar tener personal cansado Renta tu Stand propone disponer de tres personas altamente capaces para interactuar con el público. La primera debe atraer consumidores presentando el producto, la segunda informa sobre la empresa “en un spitch de 30 segundos”, el tercer individuo cuida el stand.

“La idea es que cuando uno de ellos se canse tenga la posibilidad de recorrer la feria y despejarse, ya que no hay nada peor para la imagen que tener a un vendedor cansado, inactivo y mal encarado”.

El broche de oro

El director general de Tok expone que si durante la exposición, el emprendedor que se estrena en ella logra facturar entre 10,000 o 20,000 pesos, con eso ya pagó su participación. Para Mario Morales concretar dos transacciones -hay quienes logran hasta seis-, se puede considerar como una participación rentable, pero reconoce que difícil, lo que se debe contactar a los visitantes posterior al evento.

“Regularmente la empresa se la pasa recibiendo tarjetas, pero cuando todo termina no recuerdan ni quién se las dio ni el tipo de información que debían enviar”, expone Jonnathan Salinas, director comercial de Renta tu Stand.

El adecuado seguimiento permitirá cubrir las necesidades de compra de los visitantes interesados y, lo más importante, cumplir las promesas hechas durante el evento, “en las exposiciones el empresario ofrece ayuda y se compromete a enviar información, pero pocas veces cumple su palabra y no es la mejor manera de iniciar una negociación comercial”, concluye la presidenta de Tradex Exposiciones, Wendy Hesketh.

contacto@elempresario.mx

CRÉDITO:

Zyanya López y Angélica Pineda / El Empresario

Capacita el Ayuntamiento de Mérida a emprendedores contra el fracaso

Del 20 al 24 de junio se realizarán una serie de talleres y cursos en las instalaciones de Desarrollo Social.

Jueves, 16 Jun, 2016 08:02

blog24

En las instalaciones de la Dirección de Desarrollo Social del Ayuntamiento de Mérida se llevarán a cabo, del 20 al 24 de junio, una serie de actividades para ayudar a emprendedores a evitar el fracaso. (Milenio Novedades)

Cecilia Ricárdez/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Con capacitación gratuita en materia de finanzas, innovación, capitalización de redes sociales y elaboración de un modelo de negocios, “arman” a los emprendedores para superar la barrera del fracaso, que indica que 8 de cada 10 empresas cierran en sus primeros dos años principalmente por problemas administrativos y de planeación.

Esta formación tendrá lugar en las instalaciones de la Dirección de Desarrollo Social del Ayuntamiento de Mérida.

En México, el Instituto del Fracaso, un grupo de investigación que se dedica a realizar estudios para comprender por qué la mayoría de los negocios mexicanos termina mal, ponen a disposición de manera electrónica y gratuita el libro del Fracaso, en el que tratan de explicar por qué de 10 negocios que inicien este año, dentro de una década solo habrá sobrevivido uno.

De acuerdo a los resultados de la investigación realizada en conjunto con el Instituto de Emprendimiento Eugenio Garza Lagüera, del Tec de Monterrey, y Egade Business School, las cinco causas del fracaso de los negocios del país son:  1. Ingresos insuficientes para subsistir, 2. Falta de indicadores, 3. Falta de proceso de análisis, 4. Planeación deficiente y 5. Problemas en la ejecución.

Para aportar soluciones a este problema se activa del 20 al 24 de junio las Jornadas de capacitación.

Iniciarán el día 20 con un taller de finanzas básicas que imparte el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas, a las 9:00 horas. Al día siguiente el Instituto de Propiedad Industrial a las 12:00 horas ofrecerá el taller: Creatividad e innovación.

El 22 de junio tendrá lugar el curso: “Generando mente empresarial”, dictado por Aldo Concha a las 9:00 horas. El 23 de junio tocará el turno de TOK Relaciones Públicas, que ofrecerá un curso de Redes Sociales para tu empresa a las 9:00 horas.

El 24 de junio se desarrollará el taller de Elaboración de modelo de negocio, a las 9:00 horas con consultores de la organización REM.

Los cursos son limitados a 30 personas y se ofrecerán en la sala de capacitación de la Dirección de Desarrollo Social, ubicado en la calle 65 por 40 y 42 centro.

Centro emprendedor

El Centro Municipal del Emprendedor del Ayuntamiento de Mérida es una obra que está en proceso y se prevé que a finales de agosto o principios de septiembre se inaugure para dar espacios para trabajo y capacitación.

El espacio tiene  una capacidad para 45 emprendedores y sus proyectos. El lugar está situado en el barrio de Santa Isabel del Centro Histórico de Mérida.

Los participantes pagarán una tarifa preferencial y accesible respecto a otros centros de negocios con un esquema similar.  De esta manera se busca ofrecer una opción para desarrollar su ideas y hacerlas viables, pero de una manera comprometida.

El lugar además estará abierto a otras agrupaciones y clubes de emprendedores que deseen ofrecer sus cursos o talleres en ese lugar.

Entre los servicios,  se ubica la capacitación, asesoría financiera, fiscal, contable, tecnológica, en mercadotecnia y comercialización.

FUENTE: Milenio Novedades

Una buena conversación debe agotar el tema, no a los interlocutores: W. Churchill

Antes de escribir esta participación, recordaba que hace unos años, leí un libro muy bueno que hablaba precisamente acerca de la dificultad que tienen los jefes, muchas veces, de tener conversaciones difíciles. Como latinos, estamos muy acostumbrados a suavizar o matizar el tono con el que hablamos o solicitamos cosas pero esto más que ayudar, afecta mucho la relación de trabajo y, sobre todo, el resultado que se busca.

Las conversaciones difíciles, directas y confrontativas muchas veces no son agradables…lo sé, ¡pero son muy necesarias! Gracias a estas las cosas se mueven, la gente escucha, sale de su zona de confort y crea resultados que no esperaba. ¡No me lo tomes a mal! No estoy hablando de ser grosero ni arrogante por ser jefes, pero sí de ser directo, preciso y claro con lo que se espera del trabajo de nuestros subordinados.

Por ejemplo, hace unos días, tuve un confrontamiento con uno de mis ejecutivos ya que no lograba hacerle entender lo importante que es escuchar al cliente y darle lo que solicita. Él me decía, de acuerdo a su mundo, que no estaba de acuerdo y que era un cliente difícil, que no escuchaba y que quería cosas imposibles; sin embargo, al estar indagando me di cuenta que mi ejecutivo no había podido extraer lo que el cliente quería expresar precisamente porque en su mundo no cabían esas posibilidades y, lo peor de todo, es que no lograba comunicarle esto. Escuché al ejecutivo y después tuve una acalorada pero productiva conversación donde, es verdad, salí de mi comodidad y le dije que tenía que resolverle el problema al cliente porque, al final, era por él mismo y sus horarios, por lo que el cliente estaba insatisfecho y que a base de mucha comunicación tendría que transmitirle lo que era importante para él, entender lo que era importante para el cliente, y llegar a un acuerdo.

No fue fácil pero esa conversación causó que hoy se lleven mejor y que no perdiéramos la cuenta. Como empresarios y jefes tenemos que recordar que esto es parte de lo que se espera de nosotros y de lo que nos hará exitosos. ¡Adelante y no te detengas!

Recuerda que en @tokrp hablamos sobre este y otros temas. ¡Conversa activamente!

El autor es director general de Tok Relaciones Públicas

Cuanto más sudas en el entrenamiento, menos sangras en combate

Escrito por Javier Vázquez el 19 Abr 2016

En recientes días, debido a que estamos abriendo operaciones en el interior de la República, pude percatarme de la importancia de permear los valores y metodología de las organizaciones a las nuevas contrataciones. ¡Qué importante es brindar un entrenamiento adecuado!

A veces pensamos, erróneamente, que como ya leyó la página de internet y como utiliza su sentido común, entonces no hay más que hacer con los nuevos miembros del equipo y decidimos comenzar con las solicitudes y seguimientos de los temas, sin preocuparnos antes por saber si saben lo que se espera de ellos, entienden la filosofía de la empresa y, lo que es más importante, saben cómo tienen que hacer para lo que fueron contratados.
En este proceso que estamos viviendo actualmente en Tok Relaciones Públicas, me di a la tarea de recapitular los cinco consejos básicos que, como empresario y/o jefe, puedo brindarte a la hora de contratar nuevo personal para tus proyectos:

  • 1. No asumas que ya saben.- Aunque en las entrevistas de trabajo la gente se vende como si supiera mucho o más de lo que solicitamos, es importante que te percates hasta dónde llega su conocimiento a través de preguntas directas generando confianza.
  • 2. Date el tiempo de entrenar.- La verdad es que sí…¡quita mucho tiempo entrenar a alguien! Pero te invito a que veas esta “pérdida” como una inversión donde, en poco tiempo, verás que el extra que diste te quitará mucho trabajo por hacer y seguimientos que alguien más dará por ti.
  • 3. Sé claro y firme.- A veces, los nuevos miembros se confían y, en el proceso de conocer a la empresa y al jefe, quieren ver hasta dónde pueden llegar. Sé firme y claro con lo que se espera de ellos en términos de tiempo, calidad y metodología del trabajo así como con la retribución económica del mismo.
  • 4. Delega supervisando.- Sobre todo al principio, esto es fundamental ya que tenemos que pensar que el nuevo miembro, aunque ya esté entrenado, aún está puliendo su técnica y es importante supervisarla.
  • 5. Reconoce y da retroalimentación.- Destaca los pequeños o grandes avances o logros que se vayan teniendo y brinda comentarios acerca de cómo mejorar lo que aún falta.

Estoy seguro que aplicando los pasos anteriores, te evitarás muchos problemas, malos entendidos y, sobre todo, tiempo invertido en cosas que alguien nuevo en tu equipo puede hacer con un poco de entrenamiento. ¡Ponlo en práctica!

* El autor es director general de Tok Relaciones Públicas. @tokrp