Una inversión en conocimiento paga el mejor interés

El 8 de febrero de 2012, el entonces presidente de México Felipe Calderón Hinojosa declaró la educación media superior, también conocida como bachillerato o preparatoria, como obligatoria para todos los ciudadanos del país. Las preguntas importantes en este momento son…¿de qué nos sirve cómo empresarios esto? y ¿qué tanto hacemos para fomentarlo?

Simple y sencillamente, el hecho de que como empresarios fomentemos la contratación de gente más preparada académicamente se refleja en el tipo de servicio o productos que podemos proveer a nuestros clientes.

Definitivamente, no es la misma forma de pensar, hablar y actuar el de una persona que tiene un nivel educativo bajo comparada con el de uno alto. Esto de hecho es un tema delicado porque día a día vemos que la preparación académica, por fácil o básica que pueda parecer, es extremadamente necesaria para proveer una actitud de servicio, independientemente del giro en el que este servicio se brinde.

Ahora bien, sé que te estarás cuestionando: “bueno, tengo yo algunas personas que ya tienen tiempo trabajando conmigo y me están funcionando…¿cómo qué cambiaría el hecho de que aumenten su preparación o certificación académica?” La respuesta es: ¡MUCHO! Tan sólo piscológica y emocionalmente esto repercute directamente en la manera como ellos se perciben a sí mismos y, por lo mismo, afecta muy positivamente la manera como su servicio refleja la marca que tú lideras. ¡Son ellos el reflejo de tu marca! ¿Acaso te gustaría que reflejaran una educación pobre o elemental, sin ser la necesaria para la empresa que tienes a tu cargo? ¡Estoy seguro que no!

Contestando la segunda pregunta del principio de esta lectura, puedo decirte que la mayoría de las empresas no hace mucho, sino es que nada. ¿Es válido? Sí, y lo va a ser hasta el año 2022 (en solo 6 años) cuando se cumpla el plazo en el que TODOS los mexicanos con edad de terminar la prepa o bachillerato TENGAN que hacerlo y ahí sí puede ser que aquél que “te ha estado funcionando”, deje de hacerlo y pongas manos a la obra.

La conclusión de lo anterior es que empieces a echar un vistazo a aquellos colaboradores que necesitan subir la barra en cuestión educativa certificándose en la educación básica que hoy dicta nuestro gobierno. ¡No te esperes a que ellos lo soliciten y plantéales opciones para apoyarlos, haciendo que ellos, en conjunto con tu marca, crezcan! Estoy seguro que lo sabrán valorar y aprovechar. ¡Mucho éxito!

En @tokrp podemos recomendarte instituciones que ofrecen estas certificaciones básicas. ¡Pregúntanos!

El autor es director general de Tok Relaciones Públicas

Anuncios