¿Hacer por hacer…o hacer por lograr?

Estamos en la recta final del 2016, los presupuestos de ingresos y egresos del próximo año ya tienen que estar listos y aprobados, los planes de operación también, la gente nueva lista para comenzar el día 2 y la que no, despidiéndose de sus organizaciones en este mes, pero…¿sabemos bien hacia dónde nos dirigimos como empresarios o realmente somos producto de la inercia corporativa?

Como director, en mi calendario de actividades, continuamente tengo seguimientos importantes que hacer, algunos estratégicos y otros tácticos, pero al final, “to do’s” que no paso por alto. Pero de lo que no me había percatado es que MUCHOS, y de verdad digo MUCHOS de estos son meros “trámites”, “seguimientos” o “intenciones” que no me van a aportar absolutamente nada de lo que busco como objetivo final para mi firma o empresa y que solo los hago por “cumplir” o por darle “palomita” a mi lista.

¿Por qué te lo comparto? Porque estamos en el momento justo del año para saber realmente si lo que hacemos y lo que queremos hacer, de verdad está basado en un objetivo, en una visión y en un lugar a dónde llegar, o es producto de la inercia con la que vivimos, nos levantamos, comemos, trabajamos y volvemos a dormir, de un ciclo que parece que no se acaba nunca y que además, “está mal no hacerlo porque TODO EL MUNDO LO HACE”…¿es esto correcto?, ¿es productivo?, ¿nos deja algo?…

La intención con estas letras es, en esta época, hacer una pequeña gran pausa, echar un vistazo a lo logrado en el 2016 y preguntarnos de todo corazón qué queremos y dónde nos vemos en el 2017 y SOLO ALINEADO a este objetivo, entonces sí armar todas las estrategias y tácticas que necesitamos para lograrlo. Todo lo demás…¡está demás! Y te vas a sorprender de la cantidad de “trabajo” tan inútil que te vas a quitar con solo hacer esta pausa y reflexión tan importante en el camino.

Dedica una hora diaria en los próximos días a saber qué quieres para ti, qué quieres para tu firma y para tu equipo, dónde los ves en el 2017, cómo los ves, qué ves haciendo en este año, cómo lo logras y cuando lo tengas claro, enfoca toda tu energía a calendarizar todo lo que requieras para que eso se logre. De otra manera mi querido empresari@, estarás desperdiciando un tiempo muy valioso, una época muy reflexiva y una gran misión que como gerente y director, tu firma te encomendó. ¡Adelante y buen comienzo de 2017!

El autor es director general de Tok Relaciones Públicas

Anuncios