Piensa en el futuro para sistematizar la estructura de tu empresa

En esta ocasión, quiero compartirte un poco de mi conocimiento acerca del enfoque que debemos tener los empresarios en la estructura de nuestras firmas, más que en la maximización de las utilidades que, por supuesto, también es importante.

Según algunas estadísticas de medios de comunicación e instituciones diversas, es más fácil que en México un emprendimiento muera en sus primeros años, a diferencia de países como Colombia, Brasil o Estados Unidos. Y así, según estos estudios, 75% de las Pymes cierran antes del segundo año de vida, lo que se traduce en que solo 1 de cada 4 empresas nuevas sobrevive después de este tiempo. ¿Qué afecta esto y cómo podemos prevenirlo?

Hay diversos factores para contestar la pregunta anterior: finanzas débiles, falta de objetivos, poco conocimiento de ventas, pero en el que quiero enfocarme el día de hoy es en el de la planeación deficiente que conduce a pensar que debemos buscar las utilidades todo el tiempo y dejar de lado la inversión en la estructura de nuestra empresa.

Como empresarios, muchas veces buscamos la rentabilidad de nuestros proyectos en el menor tiempo posible,pero olvidamos el largo plazo en el que queremos que vivan nuestras firmas. ¿Y qué crees? Para que este largo plazo se dé (pensando que tus ventas van bien, que tu conocimiento del sector es suficiente y que la estabilidad en la macroeconomía es buena) necesitas pensar en la sistematización de tu empresa, lo que se traduce en que existan, cada vez más y cada que sea posible, diferentes puestos que vayan dando forma a tu pequeño corporativo.

Sé que lo anterior muchas veces no se toma en cuenta, pero como dice mi padre (que también es un gran empresario) “si puedes ser el director general de una compañía de 3 personas, puedes serlo de una de 500” porque al final los pasos son los mismos solo que a mayor escala. La idea aquí es proyectar nuestra empresa al largo plazo y empezar a ver qué puestos se van haciendo necesarios para que nuestra firma opere sistemáticamente sin nuestra ayuda constante. Nosotros somos los inversionistas, pero no necesariamente tenemos que ser los todólogos, sobre todo si empezamos nuestra firma como autoempleados en nuestro propio conocimiento.

Nuestro tiempo es limitado, pero si sumamos personas a nuestra organización, nuestro tiempo se multiplica y las labores empiezan a hacerse con mayor especificación y calidad. ¡Ese es el secreto del crecimiento sostenible!

Si necesitas profundizar más en el tema, puedo ayudarte en: @javitokrp y @tokrp

Artículo recuperado desde: elempresario.mx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s