Estructura: la base del crecimiento empresarial

Cuántas veces nos enfrentamos, como empresarios, con que nuestros colaboradores nos dicen que tienen “demasiadas actividades”, o que tienen diferentes personas a quienes darles cuentas de lo que hacen, o que no saben con quién tratar interna o externamente un tema…y normalmente todo ello es consecuencia de una sola cosa que vivimos muy comúnmente en las micros y pequeñas empresas: la falta de estructura.

Y es que nos cuesta trabajo comenzar a definir perfiles y roles para hacer diferentes cosas porque NO proyectamos cómo se ve o queremos que se vea nuestra empresa en 3, 5 o 10 años y, sin esa visión, pues es complicado darle forma a algo que no conoces; y como diría mi abuelita, “vamos creciendo como el nopal: a lo baboso”.

La estructura dentro de una micro o pequeña empresa es vital para poder sistematizar las actividades, los roles y las diferentes líneas de reporte en una empresa y es importante que cuando sientas que la operación te está rebasando, te des a la tarea de crear este organigrama o estructura para poder comenzar a alinearte a ello. Aquí te dejo los 5 puntos que considero más importantes para lograrlo:

  1. Establece cómo quieres ver tu empresa a 5 años y sobre ese futuro, imagina los diferentes roles o puestos que necesitas para la cantidad de trabajo que se requeriría.
  2. Si hoy en día ya tienes identificado el proceso o metodología de servicio/producto que tiene tu empresa, imagínala haciendo 10 veces más de lo mismo; por lo tanto, empieza a identificar las acciones o tareas que requieren de especialización para poder planear el liderazgo de las mismas. Ejemplo: hoy haces 10 pasteles a la semana, ¿qué pasaría si hicieras 100 a la semana?, ¿cuántas personas más necesitarías?, ¿qué tendría que estar haciendo cada una para que su labor sea más sistemática y rápida para lograr hacer esos 100 pasteles?
  3. Una vez teniendo identificadas las personas y los procesos comienza a crear los perfiles del puesto, aunque sean sencillos no importa, que establezcan las tareas, las líneas de reporte y los requisitos que necesitan tener cada una de esas personas y puestos.
  4. Comienza a delegar, junto con tu crecimiento, esos primeras tareas a esos primeros puestos o personas que puedes contratar para ir, poco a poco, creciendo con inteligencia y estrategia.
  5. Si es necesario volver a diseñar el organigrama, los perfiles o las actividades, durante el proceso, ¡hazlo!

Con esto verás que tu crecimiento será más ordenado, estratégico y productivo. ¡Enhorabuena!

Sígueme en @javitokrp y @tokrp

Artículo recuperado desde: elempresario.mx

Anuncios

Menos es más, la mayor parte del tiempo

Ahora sí, el futuro ya está aquí y el 2019 está corriendo desde hace algunos días. Siempre me gusta reflexionar acerca de lo que se puede hacer a nivel empresarial al comenzar un nuevo año y hoy quiero compartirles algo que, aunque es muy sencillo de aplicar, se nos olvida tal vez por su misma practicidad y buen resultado al aplicarlo.

Cada año, cada mes, tenemos las mismas temporadas, fiestas, fechas y celebraciones que rigen nuestra actividad comercial y mercadológica: día del amor y la amistad, semana santa, día de la madre, día de la lucha contra el cáncer, navidades, etc. Pero es justamente la manera de darle un giro a las celebraciones, actividades y planeaciones de estas fechas lo que hace a una empresa exitosa.

No estoy descubriendo el hilo negro: todos los años se festeja el día internacional de la mujer el 8 de marzo, pero si yo como empresario tengo 20 cuentas distintas donde puedo aplicar esta coyuntura para hacer propuestas o campañas sociales, de ventas o de mercadotecnia, ¿por qué no poner en práctica en este año para la cuenta X la que me funcionó el año pasado para la cuenta Z y viceversa? Por qué tratamos de quebrarnos el coco inventando nuevas y nuevas cosas que hemos probado ya que funcionan y basta con adecuar a diferentes marcas o clientes para que se conviertan en un éxito más.

Por ejemplo: el año pasado lanzamos una campaña para el 14 de febrero para una marca que trata de destinos turísticos, donde a cambio de un premio se invitaba a subir una foto del lugar donde te gustaría pasar esta fecha con tu pareja sentimental. ¡Tuvo éxito! Así que por qué no aplicar lo mismo hacia uno de los restaurantes que tenemos como cuenta, solo que ahora, preguntando ¿cuál es el platillo que te gustaría compartir con tu pareja este día que les recuerda el amor que se tienen? Es básicamente lo mismo pero adaptado a otro giro. ¿Es válido, no?

Al final de cuentas, la idea es buena, son dos distintos clientes que no tienen que ver entre ellos (no se están robando ideas) y en lugar de invertir tiempo en quebrarnos la cabeza para generar estas ideas, mejor lo invertimos en hacer un mejor diseño y un mejor texto e imágenes para la convocatoria de dinámica. A veces menos es más pero pensamos que tenemos que hacer mucho para lograr mucho y muchas veces, no funciona así.

¡Feliz inicio de año 2019! Sígueme en @javitokrp y @tokrp.

Artículo recuperado desde: elempresario.mx