Estructura: la base del crecimiento empresarial

Cuántas veces nos enfrentamos, como empresarios, con que nuestros colaboradores nos dicen que tienen “demasiadas actividades”, o que tienen diferentes personas a quienes darles cuentas de lo que hacen, o que no saben con quién tratar interna o externamente un tema…y normalmente todo ello es consecuencia de una sola cosa que vivimos muy comúnmente en las micros y pequeñas empresas: la falta de estructura.

Y es que nos cuesta trabajo comenzar a definir perfiles y roles para hacer diferentes cosas porque NO proyectamos cómo se ve o queremos que se vea nuestra empresa en 3, 5 o 10 años y, sin esa visión, pues es complicado darle forma a algo que no conoces; y como diría mi abuelita, “vamos creciendo como el nopal: a lo baboso”.

La estructura dentro de una micro o pequeña empresa es vital para poder sistematizar las actividades, los roles y las diferentes líneas de reporte en una empresa y es importante que cuando sientas que la operación te está rebasando, te des a la tarea de crear este organigrama o estructura para poder comenzar a alinearte a ello. Aquí te dejo los 5 puntos que considero más importantes para lograrlo:

  1. Establece cómo quieres ver tu empresa a 5 años y sobre ese futuro, imagina los diferentes roles o puestos que necesitas para la cantidad de trabajo que se requeriría.
  2. Si hoy en día ya tienes identificado el proceso o metodología de servicio/producto que tiene tu empresa, imagínala haciendo 10 veces más de lo mismo; por lo tanto, empieza a identificar las acciones o tareas que requieren de especialización para poder planear el liderazgo de las mismas. Ejemplo: hoy haces 10 pasteles a la semana, ¿qué pasaría si hicieras 100 a la semana?, ¿cuántas personas más necesitarías?, ¿qué tendría que estar haciendo cada una para que su labor sea más sistemática y rápida para lograr hacer esos 100 pasteles?
  3. Una vez teniendo identificadas las personas y los procesos comienza a crear los perfiles del puesto, aunque sean sencillos no importa, que establezcan las tareas, las líneas de reporte y los requisitos que necesitan tener cada una de esas personas y puestos.
  4. Comienza a delegar, junto con tu crecimiento, esos primeras tareas a esos primeros puestos o personas que puedes contratar para ir, poco a poco, creciendo con inteligencia y estrategia.
  5. Si es necesario volver a diseñar el organigrama, los perfiles o las actividades, durante el proceso, ¡hazlo!

Con esto verás que tu crecimiento será más ordenado, estratégico y productivo. ¡Enhorabuena!

Sígueme en @javitokrp y @tokrp

Artículo recuperado desde: elempresario.mx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s