Chatbots: ¿principio de una sistematización o el fin de la humanización?

Si queremos ser productivos con nuestro tiempo, debemos saber cómo sistematizar las operaciones…eso es justamente lo que hemos venido trabajando y platicando en estas colaboraciones ya desde hace un tiempo. Y hoy, me quiero enfocar en esta tarea justo en el canal de redes sociales, específicamente en lo que concierne al messenger de facebook y de cualquier chat o red social en el que se pueda sistematizar una respuesta.

Los chatbots llegaron para quedarse, ya que son plantillas que permiten que un usuario logre tener una conversación con una marca de una forma robotizada a través de cualquier sistema de mensajería, como puede ser messenger. Pero justo en esta “robotización” es donde he encontrado el punto del meollo en la diferencia que existe entre los chatbots eficientes y los ineficientes.

A veces pensamos que con solo poner 2 o 3 respuestas automáticas dentro de estos chatbots, ya estamos “del otro lado” con nuestras audiencias y les estamos dando el mejor servicio y atención. ¡Error! De hecho, puede ser que sea exactamente lo contrario ya que, cuando estas respuestas automatizadas a ciertas preguntas o interacciones no están pensadas o planeadas, pueden causar más una molestia que sacarnos del apuro.

Para construir un chatbot eficiente, es imprescindible pensar y crear escenarios, poniéndonos del otro lado de la pantalla para saber cómo es que un usuario reaccionaría o pensaría al recibir tal o cual respuesta, amén de contestar y planear tal cual contestaría la marca que representas y no como robotitos.

Pienso que son 3 los aspectos más importantes a la hora de pensar ocupar esta gran herramienta:

  1. 1.- Definir objetivo del chatbot: no es lo mismo contestar una pregunta, atender una queja, o realizar una solicitud de compra, y esto tiene que estar bien diferenciado para ser exitosos.
  2. 2.- Crear la personalidad del chatbot: es seguir con la personalidad que tiene la marca y basarnos en el tipo de palabras, comunicación y expresiones que tiene la misma cuando interactúa con sus audiencias.
  3. 3.- Definir diagrama de flujo: hay que saber todas las aristas que puede tomar la conversación y estar listo con estas respuestas.

En la próxima colaboración vamos a profundizar más en esta herramienta para maximizar su uso. Por lo pronto, si así lo deseas, puedes aprovechar el BLUEPRINT de facebook, que son tutoriales para las marcas acerca de diversos temas de la red social, y enfocarte en el que habla sobre esta herramienta https://www.facebook.com/facebookblueprint/

¡Espero te sirva!

¡Aclara tus dudas en: @javitokrp y @tokrp!

El autor: Javier Vázquez Gómez, director general de Tok Relaciones Públicas

Artículo extraído de: elempresario.mx/

chatbot

Fast content, el nuevo escenario en redes sociales

Por Javier Vázquez Elisa Trejo
Director general y Aliada de marca en Tok Relaciones Públicas
Twitter: @tokrp

Los avances tecnológicos nos llevan cada vez por caminos más acelerados y, ante esto, la mercadotecnia tiene dos posibilidades: tomar el reto y sumarse a la tendencia o quedarse atrás.

Y es que ahora llevamos el internet en el bolsillo, literalmente, a través de los smartphones, dispositivos que son utilizados por el 92.6 por ciento de los internautas para estar siempre conectado, según un estudio de la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC).

Ya sea gracias a una notificación o momentos de ocio donde los usuarios recurren al celular, la conexión constante y en todo momento nos lleva a tener que crear opciones cada vez más estratégicas de acuerdo con los hábitos de consumo para lograr una excelente efectividad.

Así es como ha comenzado la era de los micromomentos y con ella el fast content, que no es más que la creación de contenidos que responden a la demanda del usuario cada vez más voraz y veloz, pues se dice que los marketers y creadores de contenido sólo tienen seis segundos para captar la atención de las audiencias, por lo que ante la ola de posts es importante sobresalir de entre la competencia:

1. Usa las stories de Facebook, Instagram o WhatsApp: Sácale jugo a estas plataformas y a las herramientas que ofrecen para convertir tus fotos y/o videos en un contenido sumamente creativo que invite siempre a interactuar con tu marca.

2. Los microvideos también son una excelente opción: ¿Qué le dirías a tu comprador potencial en 15 segundos? Recuerda que los primeros seis son cruciales para el éxito de tu video.

3. Lo de hoy son las transmisiones en vivo: Como buen contenido efímero, los lives te ayudarán a posicionarte con tus seguidores de manera directa.

Es imprescindible que consideres lo siguiente en la creación de tu fast content:

● Combina calidad y rapidez: No por ser un contenido del momento dejes de lado la calidad, tus seguidores se darán cuenta y puede que deje de interesarles tu marca.

● De la vista nace el amor: Cautiva a tus seguidores con contenidos que llamen la atención a primera vista y que dejen huella.

● Creatividad: Lee, observa, busca, descubre ideas… SIEMPRE.

● Capacidad de síntesis: Usar mensajes concisos te ayudará a ser claro con tu audiencia y sin tanto rollo.

● Uso de tecnología ligera: No le temas a las nuevas herramientas, apóyate de las que tienen las redes sociales o de otras apps como canva, planoly o picsart, por ejemplo.

Si aún no lo haces, es el momento perfecto de generar contenido rápido o efímero, ya que ha sido tendencia desde 2018 y lo seguirá siendo en 2019. Tan sólo datos de Ipsos afirman que un 62 por ciento de usuarios asegura haberse interesado en una marca o productos después de verlos en una historia.

Así que ya sabes, integrar esta estrategia en tu plan de contenidos será realmente un acierto, ya que el fast content genera mayor engagement con tu público y aporta frescura y humanidad. Al estar por tiempo limitado, obliga a los usuarios a querer estar presentes siempre para no perderse ningún momento. ¡Tómalo en cuenta!

Artículo extraído de: http://www.themarkethink.com/

fast_content_stories-300x196