Soluciona tus crisis empresariales en 5 sencillos pasos

Lo primero que debemos entender de las crisis es que estas SIEMPRE están presentes. No importa en qué giro estemos, a quién le vendamos o cuántos empleados tengamos, el simple hecho de existir genera la posibilidad de sufrir una crisis en cualquier momento; sin embargo, el gran reto es salir bien librado.

La pregunta es: ¿qué es lo que hace salir existosas de las crisis a las empresas? Yo identifico dos puntos importantes: el reconocerlas y aceptarlas (y de preferencia lo más pronto posible) y el otro es captar que SIEMPRE hay costos involucrados en su solución, y estos costos pueden ser económicos, emocionales, de tiempo, e inluso, de valentía y dignidad (los cuales muchas veces son los más caros).

Es importante que sepas que los generadores de crisis más relevantes son tres: riesgos o amenazas (políticos, económicos o sociales), vulnerabilidad (no es lo mismo una firma que trata con vidas humanas que una que vende zapatos) y la más importante: una deficiente, excesiva o nula comunicación. ¡Y es justo en este punto con lo que podemos prevenirlas, ni más ni menos! No hables de más, pero tampoco te quedes callado ni dejes de preguntar o cuestionar.

Pero, ¿qué hago si ya tengo instalada la crisis en mi empresa? Bueno, pues yo recomiendo seguir estos 5 pasos que te ayudarán a resolverla:

  1. Entenderla: mientras no lo hagas, no podrás encontrar soluciones.
  2. Aceptarla y reconocerla: muchas veces aunque la entendamos, no queremos realizar este paso porque pensamos que nosotros estamos en lo correcto.
  3. Disculparse: a veces con este paso, se soluciona completamente la crisis y ya no es necesario continuar con los pasos 4 y 5.
  4. Comprometerse: es importante hacerlo cuando la crisis fue generada por descuidos, negligencias o factores que dependen de la marca o de nosotros mismos.
  5. Recompensar: si procede y se puede hacer, con este paso la gente o las audiencias afectadas quedan normalmente satisfechas y tranquilas.

Y finalmente, es importante recordarte que en el proceso anterior siempre hay que tener empatía con las audiencias involucradas, sentido común para solucionar de la mejor y más fácil manera la crisis, valentía para tomar las acciones correspondientes, creatividad para buscar alternativas y mucha comunicación para que, una vez más, prevengas lo más que se pueda, la crisis que sigue.

Y así como comencé mencionándote que las crisis SIEMPRE van a existir, concluyo diciéndote que también SIEMPRE se van a ir.

¿Quieres profundizar lo que leíste? Con gusto puedo ayudarte. ¡Búscame en las redes como @javitokrp o @tokrp

 

Artículo recuperado desde: elempresario.mx

Anuncios